Marañando en altura, así es la lucha diaria


 

El Día de la Madre, Humberto Enrique Sosa Medina tomó asiento en la terraza de su casa y grabó a su familia. Se le veía alegre y cariñoso, al sentir el amor que le profesaban su madre y esposa.

 

No lo conocí.

 

No tuve la satisfacción de compartir su amor por las mascotas, su alegría por la vida, su compromiso por el trabajo. Pero me basta con observar su Facebook para entenderlo. Y créeme Humberto, que habrían sido muchas las horas que hubiéramos dedicado a charlar sobre la Vieja Barranquilla, a recordar los chistes fuertes del negro Adán, la época dorada de nuestro Amado Junior, a mirar y volver a mirar la foto donde están reunidos en casa del negro Adán, el Joe Arroyo, Fabio Poveda, Edgar Perea y  Rafael Orozco. Y de seguro te habría regalado el billete de cien pesos que guardo desde hace años en mi clóset.

 

Ah! Y quizás me habrás aconsejado qué hacer para que el periquito que tengo en casa no rompa los huevitos que pone su periquita.

 

Te imagino cada mañana limpiando la jaula, acariciando los polluelos, cambiándoles el agua. Brindándoles calor. Así lo reflejan las fotos y videos donde registraste paso a paso el crecimiento de los pajaritos. Y con orgullo de padre los presentaste en sociedad, demostrándose con tu ejemplo que no importa cuán Grande, Viejo o Huraño seamos, cada uno de nosotros lleva un niño adentro. Envidio a tu familia. te disfrutaron al máximo y eso es lo mejor que pudiste bridarles.

 

 

 

Pero no!!.

No pude conocerte!!.

 

Y al saber de tu triste y dolorosa partida, me he cuestionado porque a lo largo de toda mi vida lo único que he hecho es hablar y hablar! Enseñar y enseñar!

 

Que las nuevas Teorías,

Que los nuevos Procedimientos,

Que los nuevos Sistemas de Gestión,

Que patatín, patatán,

 

Pero nada de eso sirvió porque un aciago día, Sábado 14 de Mayo en el vecino municipio de Soledad, Atlántico, el andamio en que estabas trabajando, colapsó, provocando tu muerte y la de tu compañero YAMIR ORTIZ VILLA, quien cumplía apenas un día de trabajo.

 

Ha sido la muerte más absurda, estúpida e inverosímil. No quiero ahondar en sus causas. Las fotos que días antes publicaste en tu Facebook hablan por sí sola!. Pero sin duda, lo que más me conmocionó fue la frase que acompañan tus fotos:

 

"Marañando en altura así es la lucha diaria"

 

"Marañando": Término muy costeño, empleado para definir los trabajos informales, pequeños, cortos, cositeros.

"Marañando": Pequeñas tareas que generalmente hacemos en casa.

"Marañando": La tarea que el Estado te obligó a realizar, para que pudieras llevar el pan a tu casa.

 

Por ello, y con la finalidad que mantengamos presentes a aquellos que ofrendaron sus vidas en su lucha diaria en el trabajo, he propuesto en mi Face y ahora por este medio) que nos organicemos como Fundación, para brindarle acompañamiento profesional, sicológico, jurídico y económico, a aquellas familias que sufran la ausencia de su ser querido, por causa de un accidente de trabajo. pero que vayamos más allá: Que sea una Fundación que intervenga ante las autoridades cuando sepa de algún trabajo o actividad que ponga en riesgo inminente la vida de los trabajadores. Que se convierta en la vocera de todas aquellas voces silenciosas que se ven obligadas a trabajar con riesgo para sus vidas, por no tener otra fuente de ingreso.

 

 

 

Así registró la prensa de Barranquilla, el accidente donde perdieron la vida Humberto y Yamir. Obsérvense al fondo, el andamio colapsado:

 

 

Humberto:

 

Tu muerte no puede quedar en el olvido!

Tu sacrificio no puede ser en vano!

 

El dolor que tu esposa, madre, hijos, hermanos y amigos padecen por tu partida, no puede olvidarse. No podemos ser insensibles ante cada muerte que ocurre en Colombia. Invito a los salubristas colombianos, a los estudiantes de seguridad y salud en el trabajo, a los Tutores, Profesores, Conferencistas sobre el tema, que revisemos nuestro papel y la manera como estamos ejerciendo nuestra profesión, Tenemos el deber moral y legal de evitar accidentes y enfermedades laborales. Y de exigirles a nuestros empleadores el cumplimiento estricto de las medidas de prevención. Nunca, pero nunca podrá aceptarse que ante un riesgo inminente bajemos nuestra mirada, agachemos la cabeza, callemos nuestra voz, por temor a perder el empleo. El derecho a la vida es sagrado!. El próximo trabajador que fallezca, puede ser tu esposo, tu padre, tu hermano, tu hujo, tu amigo. O quizás, TU!!

 

Accidentes como el ocurrido a YAMIR ORTIZ VILLA y HUMBERTO ENRIQUE SOSA MEDINA no pueden volver a presentarse. Paremos ya!!

No mas trabajos sin las condiciones mínimas de seguridad!

No más Permisos de Trabajo sin verificar!

No más muertes en el trabajo!

 

YAMIR ORTIZ VILLA, HUMBERTO ENRIQUE SOSA MEDINA: Desde los más profundo de nuestro corazón, con dolor e indignación, los Salubristas Colombianos les decimos Adios!

 

Paz en sus tumbas.

 

Si deseas conocer a Hmbero Enríque, visita su Face en:

https://www.facebook.com/humbertoenrique.sosamedina?fref=ts

 

 

JESUS PALOMINO CERVANTES

Abogado

 

Barranquilla, Mayo 18 de 2016.

 


Comentarios: 12
  • #12

    Jorge Díaz Tovar (viernes, 09 septiembre 2016 10:09)

    Este trabajo de la Seguridad y la Salud laboral no es fácil y más aún cuando esas empresas grandes o pequeñas no hacen nada por velar y cuidar la vida de aquellos que hacen crecer el nombre, pero sobre todo que necesitan llevar el pan a sus casas; lastimosamente es un trabajo de años y seguirán pasando años para tener una mejor conciencia en cuanto a SST se requiera. Seguiré haciendo mi mayor esfuerzo por mejorar la ciudad en esta materia. Saludos Profe Palomino.

  • #11

    INGRID (jueves, 08 septiembre 2016 12:48)

    Con el mismo sentir... que no nos quedemos en el papel, todos los días intento poner un granito de arena como abogada pero la frustración es mucha... un abrazo doctor Palomino
    imaejuridicos@gmail.com
    Bucaramanga

  • #10

    Amanda Ocoró Góngora (sábado, 25 junio 2016 10:22)

    Es lamentable la situación ocurrida a estos dos trabajadores, acompaño en su dolor a sus familiares y amigos, pero al igual que muchos otros lectores pienso que esto no se debe quedar así, en este país para poder solventar nuestras situación económica nos vemos enfrentados a tareas que ya de por si tienen na gran carga de riesgo laboral y al parecer la legislación en materia laboral es solo letra muerta. personalmente estoy sufriendo la perdida de un ser querido como causa de un accidente de trabajo y es lamentable.

  • #9

    JaimeL (miércoles, 01 junio 2016 06:53)

    Increíble que nadie pudiera comentar en su Facebook las condicienes de armado de este andamio. Que pesar que aun se presenten este tipos de accidentes fatales.

  • #8

    Elizabeth Moreno (martes, 24 mayo 2016 11:17)

    Sistemas de gestión que sólo se encuentran documentados porque va a la practica y no hay nada en implementación el papel aguanta todo pero la verdad no aguanto la vida de estas dos personas que dejan a sus familias desoladas, la angustia se apodera de todos hasta de nosotros, porque muchas veces no hacemos el trabajo como se debe sino como lo requiere el Jefe, apoyo la idea de la fundación y estoy dispuesta a participar en ella, para sentar un precendente ya no mas muertes por accidentes laborales.

  • #7

    William Aragón (viernes, 20 mayo 2016 15:53)

    Que tristeza! comparto el sentimiento y pido a DIOS paz y fuerzas a los familiares.
    Valoro que usted siempre este atento a estos casos y por supuesto su iniciativa con la fundación, de la cual quiero hacer parte como futuro profesional de salud ocupacional de la universidad de La Guajira
    wmaragon@uniguajira.edu.co

  • #6

    Poli (miércoles, 18 mayo 2016 13:53)

    Que dolor tan grande!!!!

  • #5

    Ana Maria Bayter (miércoles, 18 mayo 2016 10:45)

    Dios los tenga en su santa gloria , lo lamento .... Pero basta ya a los trabajos informales, y los que dicen es momentico eso no dura nada, basta ya!!.. Ellos no van a regresar después de muertos y resucitar , los familiares son los dolientes y solo a ellos y los que somos conscientes de la seguridad nos duele!!!.

    como dice el refrán: en tu casa te esperan vivo, (esposa, mama, papas, hijos etc).

  • #4

    Jesús Palomino Cervantes (miércoles, 18 mayo 2016 07:44)

    Gracias Carlos, Jai, Alexander. Ya me comunicaré con ustedes para darle forma a la idea. Y trabajar en otras que sean eficientes. Los trabajadores colombianos lo agradecerán

  • #3

    Carlos Miranda Guerrero (miércoles, 18 mayo 2016 07:33)

    Es un gran articulo mi estimado, refleja esa impotencia que se siente de saber que se pudo haber evitado esta trajedia' si solo alguien de los que intervenían en esos trabajos hubiera hecho su deber y obligación como trabajador u empleador. No solo genera dolor sino que como usted lo cita; nos hace cuestionarios a nosotros los prevencionistas si de verdad estamos haciendo bien nuestro labor, si es suficiente su nuestro esfuerzo, si los controles, normas, leyes y demás son efectivos de verdad. Casos como este nos pueden llegar a generar temor e incertidumbre al pensar lo delicado y alguido de nuestra profesión y lo importante de trabajar para prevenir este tipo de hechos lamentables. Nuestro deber y obligación no debe nunca desfallecer ni por el mas mínimo instante, ante cualquier circunstancia y condición nuestra labor debe exigente ya que cuando fallamos podemos encontrarnos con el peor de los resultado para un trabajador. Ojala esta muerte no sea en vano, genere la conciencia y haga entrar en razón a cada uno de actores en esta complicada relación Empleador-Trabajador con sus deberes y derechos de lado y lado.

  • #2

    Jair Cuadros Rojano (miércoles, 18 mayo 2016 07:03)

    Estimado Dr. Palomino... Pongo a disposición mis servicios como Abogado, Tecnólogo en Salud Ocupacional y Candidato a Magíster en Prevención de Riesgos Laborales... Me anoto en el proyecto de fundación!!!!... Cel. 3135721295

  • #1

    Alexander Moya Garzon (miércoles, 18 mayo 2016 05:48)

    Hablemos del tema